De cómo el elemento TITLE se convierte en sello de calidad

Arquitectura de Información
25/9/2005
|
Daniel Torres Burriel
Escritorio redondo con laptop, gafas, planta, celular, lápices y unas manos de mujer tecleando.

Hace no mucho recuerdo que en el fantástico weblog de Usolab leía un post acerca del elemento TITLE, en el que se planteaba cómo debía ser el formato del mismo. Rápidamente, y después de una reflexión a modo de comentario, me atrevo a plasmar mis ideas al respecto, ya que -formato aparte- entiendo este elemento como objeto de aportación de calidad de un sitio web.

Empecemos, tomando como excusa el post de Usolab, haciendo un repaso de una consideración que hay en dicho post, que si bien tiene una segunda parte en la construcción de la propia frase, prefiero iluminar sólo la primera parte para enfatizar más en la idea que quiero presentar.

El título suele pasar desapercibido para la mayoría de la gente.

¿Seguro? Es posible que tests de usuarios así lo atestigüen. Yo los desconozco, pero sin temor a parecer estar por encima del bien y del mal, dejemos de considerar la atención de los usuarios cuando se trata de evaluar elementos estructurales de un interface, en este caso, una pantalla cualquiera en un sitio web. ¿Y por qué es estructural este elemento? Pues porque ni más ni menos se trata de uno de los pilares de la columna vertebral de un documento HTML, que hasta la fecha son los que renderizan los navegadores. Y como tal elemento estructural, merece un respeto. Y más que un respeto, merece que se le trate con cierto cariño.

El elemento TITLE no se va a quedar sólo en esa esquina superior izquierda de los navegadores. El elemento TITLE no se queda, ni se debe quedar, en la solución a ese horror estético -y casi ético- de presentar un sitio web en el que no hay título de cada pantalla. ¿Dónde lo vamos a poder ver?

  • Barras de tareas y de notificación en los sistemas operativos
  • Sistemas online de almacenamiento de favoritos o bookmarks
  • Bookmarks o Favoritos de los navegadores
  • Nombre del registro en los resultados de búsqueda de, por ejemplo, Google
  • Asunto del mensaje de correo que enviamos cuando queremos recomendar un sitio web a alguien a través de la utilidad «enviar página» que suelen incorporar los navegadores

Y por si todo ello fuera poco, el elemento TITLE es una pieza fundamental de referencia del documento en cuestión cuando la aplicación tangible de la web semántica sea una realidad cotidiana (si es que ya no lo es).

Por lo tanto, como elemento estructural de un documento web queda claro que el elemento TITLE es referencia fundamental. Pero es que las razones, digamos, externas, son poderosas y de difícil contestación. Y me remito al listado anterior para contrastarlo.

La W3C lo dice muy clarito: TITLE: the most important element of a quality Web page.

Al respecto de cómo debe ser un elemento TITLE para ser considerado «óptimo», el propio W3C nos hace dos recomendaciones:

  • Not too short (ni demasiado corto)
  • Not too long (ni demasiado largo)

La verdad es que se queda ancho el W3C cuando escribe estas dos recomendaciones, pero en el fondo está diciendo la verdad. Esas dos condiciones son absolutamente inexcusables a la hora de hacer uso de elementos TITLE óptimos.

De todos modos, para hacernos una idea de la complejidad de elaboración de elementos TITLE de calidad, no se si el W3C no se atreve, o es que simplemente prefiere quedarse ahí, la misión de elaboración de un elemento TITLE no compete, cuando hablamos de trabajo profesional serio, al diseñador o desarrollador. Es vital que esa zona de cada pantalla esté perfectamente estudiada y consensuada a la hora de definirla, ya que eso será garantía de calidad en tanto en cuanto deberá ser un resumen del contenido del documento en cuestión.

Recapitulemos.

El W3C nos dice, al respecto del elemento TITLE, en la recomendación HTML 4.1:

Todos los documentos HTML deben tener un elemento TITLE en la sección HEAD.

Sólo por eso, ya deberíamos presentar nuestros respetos a este elemento. Pero sigamos:

Los autores deberían utilizar el elemento TITLE para identificar los contenidos de un documento. Debido a que los usuarios a menudo consultan documentos fuera de contexto, los autores deberían proporcionar títulos ricos en contexto. Así, en vez de usar un título como «Introducción», que no proporciona mucha información acerca del contexto, los autores deberían poner en su lugar un título del estilo «Introducción a la apicultura medieval».

Se puede decir más alto, con mayúsculas, pero no más claro.

Actualización: Steven Faulkner nos brinda la posibilidad de ver la presentación que sobre el elemento title ha hecho en el Web Essentials 2005: The Title attribute what is it good for?.

En Torresburriel Estudio tenemos experiencia diseñando plataformas para diferentes dispositivos. Podemos ayudarte con sesiones de consultoría de acompañamiento al diseño sobre cómo adaptar tus productos digitales a los nuevos dispositivos. Además, sabemos cómo planificar y ejecutar tests con usuarios, antes de lanzar tu producto al público en general. Contacta ahora con nosotros, cuéntanos tu proyecto y te plantearemos soluciones adaptadas a tus necesidades.

¿Quieres darnos tu impresión sobre este post?

9 respuestas a “De cómo el elemento TITLE se convierte en sello de calidad”

  1. Hola a todos. Quería aportar un poco al respecto del tittle, bajo un punto de vista íntimamente relacionado con la accesibilidad, que es el del posicionamiento. El tittle juega, junto con el nombre del dominio, directorio y nombre del archivo, una parte muy importante en la estimación de la relevancia de una página. El resto de cuestiones presentes en la página influyen en mayor medida en la importancia intrínseca de la página (pagerank), pero no afectan tanto a la búsqueda en concreto.

    Por ello, es vital elegir un buen tittle. Recomendaría un tittle personalizado para cada página, en función del término en concreto que queremos posicionar en los buscadores. Un buen número de palabras sería entre 3 y 8, y hay que tener en cuenta que el orden de las palabras influye en su importancia

    Ejemplo: Si nuestra empresa se dedica a la telemetría y aplicaciones de telecontrol, podríamos hacer una página que se llamase ‘Telemetria-m2m.php’. En el tittle sería idóneo poner ‘Telemetría y M2M’.

  2. Elemento TITLE
    Usolab levantó el debate sobre el elemento TITLE de la cabecera de toda página web. Ahora retoma Torresburriel la conversación haciendo hincapié en la importancia semántica del título de la página, ya que para muchos el valor de la etiqueta está en un…

  3. Un comentario excelente que me ha ayudado a comprender mejor este atributo.

  4. El title no es solo importante por su valor semántico, es desde mi punto de vista, un elemento importante para reconocer de manera rápida una ventana en la barra de tareas o en las pestañas de opera o firefox.

    Teniendo en cuenta, la cantidad de enlaces que se abren en una ventana nueva sobre todo con los usuarios de IE, es importantísimo crear un buen título para la ventana.

    Muy buen post, Dani!

  5. y la cena o reunión Cadius… ¿No era el último jueves? Saludos y gracias. Mariano Gistaín.

  6. Hola Mariano.

    En principio hemos quedado en que será el primer jueves de Octubre… el día 6.

    Lo anunciaré no obstante en el weblog para que os vayáis apuntando 😉

  7. La importancia del elemento “title”
    Muchos creen que el elemento “title” es casi una mera formalidad, una forma de poner un titulito a tu página; algunos incluso llegan a dejar los “untitled” de los programas tipo Dreamweaver. En Torres Burriel el autor muestra l…

Deja una respuesta

Aquí va tu texto personalizado.

Blog

Nos encanta compartir lo que sabemos sobre diseño de producto y experiencia de usuario.
Ver todo el blog
Puedes consultarnos lo que necesites
Envíanos un mensaje
Nombre
Email
Mensaje
Gracias por escribirnos. Nuestro equipo se pondrá en contacto contigo tan pronto como sea posible.
Ha ocurrido un error. Estamos trabajando para resolverlo. Puedes escribirnos al chat.